¿Qué es la Cobertura de Divisas?

cobertura de divisas

Con el paso del tiempo y la Internalización de los mercados, tanto los estándar como los de divisas, se han ido normalizando diferentes formas y servicios de protegernos frente los problemas comunes que envuelven a las distintas monedas y sus cambios. La cobertura de divisas, sin ir más lejos, es quizá la más exótica y de la que ponga gente ha oído escuchar, a pesar de sus funciones increíbles.

Muy resumidamente, la Cobertura de Divisas es un sistema que permite tanto a empresas como a inversionistas protegerse las volatilidades de las divisas o diferentes monedas, con operaciones a futuro. Quizá lo conozcáis mejor por su nombre en inglés, Currency Hedge, aunque no haya a penas brókeres que lo muestren. Para las empresas que realizan pagos y cobros en diferentes monedas, por ejemplo, Euros y Dólares como el caso más común, sirven como un Seguro de Tipo de Cambio, logrando que no pierdan liquidez por la diferencia entre ambas monedas.

El objetivo al final es funcionar como una Cobertura Financiera, garantizando la adquisición de una divisa a tarifa acordada previamente. Si el tipo de cambio sube o baja, a nosotros dejaría de afectarnos.

Ejemplo de Cobertura Monetaria

Con ejemplos todo es más sencillo, y buscando además algo general y que no sean casos tan específicos. Si somos un importador español y necesitamos 100 Dólares para un proveedor en tres meses, obviamente necesitaremos adquirir esa moneda para la transacción financiera. Tanto tú como individual o como empresa podrías optar por un "Forward", fijando el tipo de cambio en 0,8€ por dólar, en estos noventa días.

Además, por realizar esta cobertura, estarías pagando menos comisiones por pagos en dólares, y a largo plazo ahorrando un dinero esencial para la reinversión. Seguirías pagando 80 euros por esos 100 dólares, aunque la divisa haya subido a 0,9 euros dentro del plazo.

¿Qué herramientas existen para ello?

Antes mencionamos "Forward", que no es más que un tipo de contrato o herramienta financiera para poder lograr esta cobertura monetaria. A pesar de que existen bastantes más, se podría decir que hay tres tipos de herramientas de cobertura, las más utilizadas.

  • Contratos Forward: El ya mencionado previamente. Muy resumidamente, es un contrato o acuerdo privado de compra-venta de una divisa, fijando el mismo día un tipo de cambio, con pago a futuro. El ejemplo anterior, fijas el precio a 0,8 en noventa días, y aunque el precio suba a 0,9, estarías pagando los 0,8 iniciales por mero contrato. Es el más sencillo y el más practicado.
  • Swap. El Swap de Divisas es el intercambio de préstamos por monedas. Es decir, cambiarías tu préstamo en euros por dólares, sin modificar la duración del mismo y la cantidad. Además, este intercambio puede ser de los intereses del préstamo, del monto principal o devolver, o incluso de ambos. Es quizá el más complicado de entender, pero para empresas que emiten bonos es una herramienta esencial.
  • Opciones. Su función es bastante similar a los Forwards, con la diferencia de que no es una obligación, sino un derecho. En este caso, con las divisas, tendríamos el derecho de adquirir este activo al precio establecido con anterioridad, a cambio de una prima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

En cumplimiento de la Ley 34/2002 de 11 de julio de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico (LSSICE), te informamos de que este sitio web DayTradingForex utiliza cookies. Saber Más

¿Necesitas ayuda?